Zonas Rurales desbroza el entorno de los lagos de Majada Vieja como medida de seguridad ante la posible presencia de otro cocodrilo

Posted on 19 abril, 2013 Under Noticias

c9ad1aebfea0a21cfe56d4b719b68b4c_LOperarios de la Concejalía de Zonas Rurales del Ayuntamiento de Mijas han comenzado hoy (18 de abril) a desbrozar el entorno de los lagos del paraje de Majada Vieja como medida de seguridad, ante la posible presencia de otro cocodrilo.Desde mediados de febrero, técnicos municipales, Policía Local, expertos en reptiles y el Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil buscaban en los lagos de Majada Vieja a un reptil que había sido avistado por dos vecinos de la zona.Reptil que en un primer momento se pensó que podría tratarse de un aligator, habida cuenta los rastros dejados por el animal y las huellas localizadas en las zonas por los expertos y miembros del Seprona.Las evidencias llevaron al equipo de gobierno a ordenar la instalación de cartelería de advertencia de peligro, ya que el paraje de Majada Vieja es un lugar muy transitado por senderistas y por practicantes de la bicicleta de montaña.El pasado martes fue hallado muerto, en el aliviadero de una de los lagos, un ejemplar macho de cocodrilo del Nilo – una de las especies más peligrosas  para el ser humano – de 2,16 metros de longitud y unos 15 años de edad. Sin embargo, según comunicación oficial recibida por el alcalde de Mijas, las huellas halladas hace semanas en el complejo de lagos en de la presencia en la zona de otro reptil, probablemente de otra especie.Ante esta situación, la Concejalía de Zonas Rurales ha comenzado hoy los trabajos de desbroce de todo el entorno del lago donde aparecieron las huellas, como medida preventiva de seguridad.“No nos gustaría que algún curioso venga a la zona y el cocodrilo esté oculto bajo la maleza”, señaló el concejal de Zonas Rurales, Cristóbal González, quien aseguró que “la hierba alcanzaba más de un metro de altura”.De igual forma, el equipo de gobierno mantendrá las labores de búsqueda y no retirará ni la cartelería de advertencia ni la torreta de vigilancia instalada en el complejo de lagos, hasta tanto no se garantice la seguridad en la zona. Es decir, hasta que se demuestre que no hay otro reptil o éste sea capturado