Sube el precio por llevar basura orgánica a Casares: urge el incremento del nivel de reciclado en Mijas

Posted on 19 abril, 2013 Under Noticias

936e73f83caf6fd29f43543884ae0be6_LEl incremento del precio que paga el Ayuntamiento de Mijas por depositar el contenido de las cubas de  basura orgánica en la planta de tratamiento de Casares, dependiente de Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol, obligará a un incremento de los niveles de reciclaje con el objetivo de “no enterrar más dinero en la basura”, según señaló el coordinador general de Medio Ambiente, José María Moreno, quien cuantificó en 4,5 millones “el dinero enterrado”.Una circunstancia que merma la capacidad del Ayuntamiento de Mijas para generar más empleo mediante el  programa de la Renta Básica, ya que una de las prioridades del equipo de gobierno que preside Ángel Nozal es aplicar los ahorros por la reducción del volumen de los residuos orgánicos, mediante el aumento de los niveles de reciclaje, a dotar de más fondos económicos dicho plan de empleo local.Desde principios de año, Mancomunidad cobra a los distintos ayuntamientos que vierten sus residuos orgánicos a la planta de Casares 43 euros por tonelada, frente a los 39,66 euros que facturaba por cada mil kilos de basuras en el citado complejo medioambiental. Es decir, que la recogida de la basura orgánica ha subido un 8,42%.Buena parte de la subida aplicada al depósito de residuos orgánicos en la planta de Casares es como consecuencia de la necesidad de financiación del coste de la maquinaria que separa el material susceptible de ser reciclado, así como del personal que realiza labores selectivas de residuos. “La maquinaria cada vez es más sofisticada, porque se supone que el reciclaje se tendría que hacer en origen”, aseguró Mario Bravo, portavoz del equipo de Gobierno.El incremento del precio por tonelada de la basura orgánica preocupa sobremanera al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Mijas, ya que todavía no se ha alcanzado el nivel óptimo de reclaje de papel y cartón, envases y vidrio. Es decir, todavía se tira mucho material susceptible de ser reciclado a los contenedores de la basura orgánica, donde, según la normativa vigente, tan sólo se pueden arrojar restos de comida, cocinada o cruda.

Según los datos de que dispone el Ayuntamiento de Mijas, en los en los contenedores de residuos orgánicos el año pasado se arrojaron un total de 44,46 millones de kilos de basuras sin reciclar, o lo que es lo mismo, en el municipio se tiró a la basura un monto cercano a los 4,5 millones de euros.

El detalle pormenorizado del nivel de reciclaje señala que en 2012 se recogieron de los contenedores amarillos, dedicados a la recepción de envases ligeros un total de 1.227.760 kilos de material reciclable, lo que equivale a un incremento del 20,74% respecto a 2011.

De los contenedores verdes para el reciclaje de vidrio se recogieron un total 1.128.650 kilos, un 7,95% más que en 2011, mientras que en los contenedores azules de papel y cartón se depositaron 974.199 kilos (19,81% más). La retirada de papel y cartón puerta a puerta generó un total de 153.554 kilos, con un incremento del 19,81%.

El crecimiento observado durante 2012 del nivel de reciclaje supone sólo un incremento porcentual de 7,26 puntos, cuando el nivel óptimo, según el coordinador de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Mijas, José María Moreno, se situaría en el 15 por ciento. Es decir, que mientras más cerca se esté de duplicar el nivel de reciclaje, más fácil será generar más empleo en el programa de la Renta Básica.

“Es vital que entre todos aumentemos el nivel de reciclaje en Mijas y disminuir el número de kilos que entre todos tiramos a los contenedores de basura orgánica, porque estamos convencidos que de los 44,46 millones de kilos recogidos el año pasado buena parte es material susceptible de depositar en los contenedores de papel-cartón, envases o vidrio”, señaló José María Moreno, quien recordó que “el dinero que entre todos seamos capaces de ahorrar gracias al reciclaje, será invertido en la creación de nuevos empleos en el programa de la Renta Básica”.

En este sentido, un dato que preocupa  sobre manera al equipo de gobierno es la enorme diferencia entre la basura orgánica que genera cada ciudadano respecto al material reciclado. Cada ciudadano empadronado en Mijas vierte una media d 1,4 kilos diarios a los contenedores orgánicos, frente a los 110 gramos en los iglúes de reciclaje. “Buena parte de lo que arrojamos en esos 1,4 kilos diarios se podría depositar en los contenedores de reciclaje”, dijo José María Moreno.