El PP propone medidas para mejorar el servicio de Recaudación municipal

Posted on 24 mayo, 2018 Under Noticias
    • Mario Bravo registra una moción para instar al tripartito a solucionar los problemas creados por el traslado del personal a otros departamentos y el fallido intento de cesión al patronato
    • Los populares evitaron el gasto de 3,8 millones de euros de la externalización y quieren adoptar otras medidas que compensen la desatención del equipo de gobierno a este área

    Mijas, 24 de mayo de 2018. Unos criterios más ajustados al personal disponible, siempre en busca de la máxima eficiencia. Con esa intención, el concejal del Grupo Municipal Popular en el Consistorio mijeño, Mario Bravo, ha registrado una moción por la que insta a los responsables del gobierno municipal a distribuir mejor el trabajo de los cada vez menos funcionarios que el equipo de gobierno ha dejado en el area de Recaudación.

    “Desde que gobierna el tripartito, hay menos personal en Recaudación y se trata de concentrarlo en los casos importantes, donde la deuda es mayor, y la voluntad de pago es inexistente”, explicó el edil, quien, además, puso sobre la mesa dos tipos de medidas.

    La primera de ellas es la elevación de los límites a partir de los cuales la recaudación ejecutiva debe abrir un expediente y garantizar el cobro futuro mediante embargo. Se trata de no gastar en horas de funcionario más dinero del que se pretende recuperar. Así, propone que los embargos de vehículos, siempre con una antigüedad inferior a 10 años, se realice solo cuando la deuda supere los 300 euros, en vez de en la actualidad, que se realiza cuando supera los 100 euros. Igualmente en el caso de los inmuebles, el embargo actual se produce cuando la deuda supera los 1.000 euros, y se propone la subida hasta los 3.000.

    “Eso no significa que se perdone la deuda a nadie, pues el sostenimiento de los gastos municipales es obligatorio, sino que priorizamos la acción contra los mayores deudores. Desde que se fomentó la posibilidad del fraccionamiento de pago en el año 2012, hay miles de contribuyentes que abonan voluntariamente sus impuestos en función de los ingresos disponibles. Preferimos que el personal municipal se dedique cada vez más a facilitar este pago voluntario,  y que la vía ejecutiva se centre en los deudores de mayor cuantía”, manifestó.

    En este sentido, y pese a esta circunstancia, los niveles de recaudación del Consistorio no son nada malos. De hecho, según los datos que maneja el propio Bravo, el Ayuntamiento dispone de más de 90 millones de euros en sus cuentas, que no generan ningún tipo de interés, y que se deben fundamentalmente al aumento de ingresos derivado de la actividad urbanística (licencias y plusvalías). Asimismo, “si analizamos a los deudores”, como puntualizó, “más de la mitad de las deudas que los contribuyentes mantienen con el Ayuntamiento se reducen tan sólo a unos 200 contribuyentes y la mayoría de ellos son sociedades en situación concursal”.

    Por esto, la segunda medida que proponen los populares es el seguimiento más efectivo de las sociedades que están en situación concursal, donde ven conveniente que el Ayuntamiento sea parte de ese procedimiento y siga más de cerca el sistema de pago a los acreedores de esa sociedad.

    Se trata, en definitiva, de defender el crédito del Ayuntamiento, haciendo valer sus derechos de cobro, “para lo que parece necesario la personación en los procedimientos judiciales, siempre que la cantidad adeudada sea notoria”. En estos casos, los populares consideran que 3.000 euros puede ser una cifra orientativa.

    En enero de este mismo año, el tripartito trató de externalizar el servicio de Recaudación encomendando el mismo al Patronato Provincial dependiente de la Diputación aludiendo, precisamente, a la falta de personal para llevar a cabo mucha de las tareas que habitualmente . Sin embargo, la mayoría del Pleno rechazó esta propuesta de Ciudadanos y PSOE.

    En aquel momento, el propio Mario Bravo aseguró que “se pueden hacer muchas cosas para mejorar el servicio antes que externalizar la Recaudación a un coste de casi cuatro millones de euros”. Las propuestas que ahora presentan los populares, en opinión de Bravo, “ayudan a conseguirlo”.

    Por lo tanto, estos dos planteamientos, que consisten en elevar los límites de la deuda que genera el embargo y profundizar en el seguimiento más directo de los deudores en situación concursal, se tendrán que debatir en la próxima sesión plenaria del lunes 28 de mayo. En este sentido, los populares esperan contar con el apoyo del resto de grupos políticos que componen la Corporación con el ánimo de mejorar el funcionamiento y el servicio que presta a los vecinos este departamento.