El equipo de gobierno provoca una fuerte crisis institucional por su empecinamiento en externalizar el servicio de Recaudación

Posted on 29 enero, 2018 Under Noticias

Los populares recogen el deseo mayoritario de trabajadores municipales y vecinos del municipio y votaron en contra de la externalización de la Recaudación planteada por PSOE y C´s

Sacaron adelante los presupuestos merced a la extraña abstención de la concejala no adscrita y sin ningún apoyo de la oposición, evidenciado una fuerte crisis institucional

 

Mijas, 29 de enero de 2018. La Recaudación se queda en Mijas y sus vecinos tendrán el presupuesto más improvisado y poco consensuado de su historia. Así es como podría resumirse el Pleno extraordinario celebrado hoy en el Ayuntamiento de la localidad y que ha tenido como objeto de debate el futuro del servicio de Recaudación municipal así como las cuentas del presente año. Se trata de las últimas cuentas que el actual equipo de gobierno podrá gestionar durante un año y que nace viciado, pues ha tenido que salir adelante sin ningún apoyo expreso de ningún concejal de la oposición. Se trata, por tanto, de las cuentas más antidemocráticas de la historia de Mijas.

La sesión comenzó debatiendo la externalización de la Recaudación. En este sentido, el Grupo Municipal Popular ha tomado nota del deseo mayoritario de la ciudadanía mijeña y de la plantilla municipal y ha votado en contra de dicha propuesta.

Durante su extensa e insípida alocución, la concejala de Hacienda y ponente de la propuesta (PSOE) no ha sabido explicar por qué  no han atendido las insistentes peticiones de los encargados del servicio de dotar de personal al servicio -tras más de dos años de desmantelamiento del mismo por parte de Ciudadanos- ni tampoco ha podido garantizar que la alternativa planteada por el ejecutivo vaya a repercutir en una mejora de los índices de cobro actuales.

Estas son las razones por las que los populares no dieron su apoyo a esta iniciativa, que tampoco contó con el respaldo de la concejala no adscrita ni de, inéditamente, CSSPTT, que ha sido, hasta ahora, el único apoyo con el que contaban socialistas y naranjas para sacar adelante todas sus iniciativas. La retirada de este apoyo fiel de Martínez –merced a 42.000 euros anuales- ha evidenciando una fuerte crisis del actual equipo de gobierno tripartito.

Posteriormente, se abordó el presupuesto de 2018, que pese a no contar con ningún apoyo expreso de la oposición, ha podido salir adelante por la extraña abstención de la edil no adscrita, Helena Abda.

Durante el debate, el portavoz adjunto de los populares, Mario Bravo, propuso dejar sobre la mesa la propuesta de cuentas del equipo de gobierno para negociar uno nuevo con todos los grupos. No en vano, el documento planteaba, en su apartado de gastos, destinar 3,8 millones de euros para sufragar la externalización del servicio de Recaudación.

Sin embargo, un súbito y oscuro acuerdo entre Juan Carlos Maldonado y Abda, durante el descanso de la sesión plenaria provocado por el exsocialista –se la vio entrar y salir de la Alcaldía durante el receso-, pareció convencer a esta última para abstenerse de la votación y habilitar, sobre la bocina, la aprobación de la propuesta de presupuesto por razón del voto de calidad de la Presidencia.

“Hemos votado en contra porque es un presupuesto ilegal, pues supera ampliamente el techo de gasto que hemos aprobado (algo menos de 70 millones); porque profundiza en la inercia privatizadora que está imprimiendo el equipo de gobierno; y porque se ha improvisado un acuerdo desesperado y a última hora de espaldas a los vecinos, a los que no se les ha consultado absolutamente nada por mucho que este equipo de gobierno se empeñe en decir que son transparentes y fomentan la participación ciudadana. Hoy ha quedado claro que es mentira”, dijo.

En opinión de los once concejales del PP, esta situación inédita en la democracia mijeña agudiza la fuerte crisis institucional que vive el Consistorio mijeño como consecuencia de la entrada de Juan Carlos Maldonado en la Alcaldía.

Por otro lado, los populares consideran que hoy se ha agrandado, aún más, el profundo distanciamiento entre el equipo de gobierno y los vecinos de Mijas. Y es que C’s y PSOE han demostrado ser capaces de plantear políticas e iniciativas que van claramente en contra de los vecinos, los trabajadores municipales y, por ende, de los intereses del municipio sin contar ni con los vecinos, ni con los trabajadores ni con el grupo mayoritario de la Corporación municipal.

“Lo menos que podían haber hecho es negociar con el grupo mayoritario de este Ayuntamiento. Ustedes piden apoyo para gestionar dinero de todos y luego no gastarlo. Piden propuestas para no hacerlas. ¿Para qué piden nuestro apoyo si luego no hacen lo que prometen? ¿Para qué aprobamos un techo de gasto si luego pretenden aprobar un presupuesto que lo supera? Aquí lo único que hay que externalizar es el equipo de gobierno porque está claro que no funciona”, se preguntó Mario Bravo.