El PP critica la lentitud de Ciudadanos para sacar a concurso la redacción del proyecto del sellado del vertedero de Entrerríos

Posted on 19 Agosto, 2016 Under Noticias

Pese a que lleva semanas anunciándose en los medios municipales, C’s no termina de sacar a licitación este paso previo para ejecutar el cierre definitivo de la falsa planta de reciclaje

Poco después de llegar al gobierno municipal, en 2011, el PP cerró esta planta, a cuya empresa concesionaria denunció también por cobrar más de lo debido y no reciclar lo estipulado en el contrato

 

Mijas, 19 de agosto de 2016. La paralización y la desesperante lentitud de los procesos administrativos y burocráticos a la que el actual equipo de gobierno de Ciudadanos tiene sometida a nuestro municipio es ya exasperante. Y es que en cosas tan serias, urgentes e importantes para Mijas, como es la recuperación de nuestro medio ambiente, Ciudadanos sigue su habitual ritmo sosegado. Por ello, el PP exige al concejal de Contratación de Ciudadanos, José Carlos Martín, que saque a concurso de una vez la redacción del proyecto del sellado del vertedero de Entrerríos.

 

Se trata de uno de las actuaciones anunciadas para el presente ejercicio y contempladas en el presupuesto que rige en estos momentos la actividad municipal. Sin embargo, una vez más, con la calma habitual con la que Martín se toma todos las obras necesarias para el municipio, va a ser muy difícil que esta actuación imprescindible comience este mismo año, pese a que ha anunciado ya durante varias semanas y como inminente la licitación del proyecto en los medios municipales.

 

Mientras tanto, la situación en la antigua planta –actualmente clausurada- sigue siendo preocupante, pues aún deben sellarse tres vasos. Esto supone un riesgo importante para el entorno natural de la zona, pues el contenido de éstos pueden afectar a la flora y la fauna cercanos.

 

La mal llamada planta tratamiento y reciclaje de Entrerríos fue creada en el año 1999 por el entonces gobierno socialista de Agustín Moreno. En el año 2011, poco después de que Ángel Nozal fuera investido alcalde, el Ayuntamiento decidió clausurarla por el manifiesto desastre medioambiental que se estaba produciendo: vertidos de aguas sucias al arroyo Los Toros, mala gestión de los residuos reciclables por no hablar del deterioro en la zona.

 

Ante esto, Nozal encargó un estudio técnico a un ingeniero especialista, que concluyó que, además del ya conocido daño medioambiental producido en el entorno, la empresa concesionaria estaba cobrando presuntamente más de lo debido con la permisividad o pasividad de los anteriores gobernantes municipales. Dicho estudio cifraba el posible menoscabo económico a las arcas municipales producido por el gobierno socialista en una cifra que ronda los 20 millones de euros.

 

Estos datos fueros puestos a disposición de la Fiscalía por el Ayuntamiento, entonces gobernado por el PP, que ahora espera respuesta de la autoridad judicial sobre ésta denuncia.

 

Paralelamente, el gobierno popular de Nozal instó a la empresa que gestionaba el recinto a ejecutar el sellado de dos de los tres vasos que quedaron abiertos. Algo a la que ésta se negó interponiendo un pleito contra el Consistorio. A la vez, Nozal exigió a la Junta de Andalucía que ejecutara el aval depositado por la compañía concesionaria en virtud de la Autorización Ambiental Integrada de la que era responsable a fin de poder comenzar con los trabajos. Sin embargo, el ente autonómico nunca llegó a contestar salvo para instar al ente local a acometer el sellado de uno de los vasos.

 

Así, en el presupuesto de 2016 –cuando el PP todavía tenía responsabilidades de gobierno- acordó que se incluyera una partida para este fin, si bien Ciudadanos no parece tener mucha prisa por llevarlo a cabo.

 

Por ello, el PP exige a la formación que detenta el gobierno municipal que lo haga de una vez para acabar con esta precaria situación. A la vez pide a C’s que apremie a la empresa concesionaria a realizar el sellado de los otros dos vasos.