Sanidad recuerda la obligatoriedad de tramitar la licencia de tenencia de perros peligrosos a los propietarios de éstos

Posted on 6 octubre, 2015 Under Noticias

Según las estimaciones de la propia Concejalía, el 50% de los perros potencialmente peligrosos que hay en Mijas no cuentan con el mencionado permiso municipal

Mijas, 6 de octubre de 2015.- El concejal de Sanidad, Juan Carlos González, ha recordado hoy que los propietarios de perros potencialmente peligrosos deben contar con una licencia municipal de tenencia de estos animales. Dicho permiso es obligatorio desde 2002 y, desde entonces, se han expedido 808 licencias.

 

“Sin embargo, los datos que maneja el departamento de Sanidad y los que contrasta con la Policía Local nos hacen creer que existen muchos perros potencialmente peligrosos en el municipio que no están registrados en nuestro censo y que, por tanto, no tienen la necesaria licencia para su tenencia. Por eso, ruego a todos los que no lo tengan registrado a que lo hagan a la mayor brevedad posible”, dijo el edil.

 

Las razas de canes considerados como potencialmente peligrosos son: Pit Bull Terrier, American Stradffordshier Terrier, Dogo Argentino, Tosa Inu, Cane Corso, Mastín Napolitano, Presa Canario, Straffordshire Bull Terrier, Rottweiler, Fila Brasileño, Akita Inu, Doberman, Dogo de Burdeos y Pastor del Caucaso.

 

Los trámites para obtener este permiso municipal están en la página web municipal (http://www.mijas.es/portal/files/adjuntos/servicios_municipales/a7786_Doc_Perros_peligrosos.pdf), se pueden realizar en el Ayuntamiento o cualquiera de las dos tenencias de alcaldía y son, fundamentalmente: presentar un certificado judicial por el que el propietario demuestre que no tiene antecedentes penales, rellenar un formulario tipo, contar con un seguro de responsabilidad civil y pagar una tasa municipal de 70 euros, que son los costes de la tramitación de toda esta documentación.

 

Seguidamente, un trabajador del área de Sanidad inspeccionará el domicilio, el animal y al propietario del mismo a fin de aprobar o desaconsejar la concesión de la licencia de tenencia, que se representa en forma de carné expedido por el propio Consistorio. Las sanciones por no contar con este permiso obligatorio pueden oscilar entre los 250 y los 1.500 euros.

 

“Necesitamos tener un control de todos los perros potencialmente peligrosos y saber que todos cuentan con su seguro correspondiente. No tiene porque pasar nada con estos animales, pero nunca está de más ser precavidos y, si por desgracia ocurren casos de agresión a personas u otros perros, los dueños de éstos puedan responder con garantías ante un suceso de este tipo”, concluyó el responsable municipal.