El PP cree que Maldonado retrasa la liquidación del hipódromo para ocultar la sospechosa gestión urbanística de la zona

Posted on 28 noviembre, 2016 Under Noticias

A principios de la década de los 2000, el Ayuntamiento aprobó una venta de derechos de aprovechamiento de parcelas cercanas al recinto por un valor de seis millones de euros

En los diecisiete meses que Maldonado lleva detentando el sillón de la Alcaldía, ni siquiera ha inscrito a los liquidadores en la Registro Mercantil para iniciar la extinción de la sociedad


Mijas, 28 de noviembre de 2016.
El Partido Popular de Mijas cree haber encontrado el motivo por el que Juan Carlos Maldonado (antes PSOE, ahora en Ciudadanos) está retrasando sistemáticamente y desde hace un año y medio, el proceso de liquidación de la sociedad municipal Recursos Turísticos de Mijas, que es la que gestiona el hipódromo Costa del Sol de Mijas. La venta de unos derechos de aprovechamiento por un importe de seis millones de euros por parte del Consistorio, hace más de una década (cuando gobernaba el PSOE), y la oscura tramitación que entonces se siguió para llevarlo a cabo podría estar detrás de la lentitud y la pasividad con la que el tripartito socialista está actuando para liquidar la mercantil.

 

“Maldonado dice que está tratando de aclarar la situación urbanística del hipódromo y ahí es donde nos tememos que van a aparecer los problemas. Cuando nosotros estuvimos en el gobierno no tuvimos tiempo de averiguar por qué no se tramitó en su día la reparcelación, motivo por el cual la promotora Aifos reclama judicialmente decenas de millones al Ayuntamiento. Decidimos, ya a finales de 2014, llevar a cabo la liquidación de la sociedad, entre otras cosas para aclarar este asunto” dijo el portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular en el Consistorio mijeño, Mario Bravo, durante la celebración del pasado Pleno municipal.

 

En este sentido, el representante popular añadió que “nosotros no tenemos ningún problema en dar todas las explicaciones que sepamos donde sea y cuando haga falta”. El problema es, en opinión de los populares, la actitud excesivamente lenta y poco diligente con la que Maldonado parece querer ocultar este asunto puede hacer que se eternice la situación de paralización que vive el hipódromo.

 

Por ello, Bravo apremió otra vez a Maldonado a que inscriba “cuando antes” a los liquidadores de la sociedad a fin de liberar al hipódromo de la pesada losa de la gestión de esta empresa deficitaria y para que, a la vez, se aporte luz a las numerosas sombras que parecen rodear la gestión urbanística del sector donde se asienta el recinto.

 

A propósito de esto mismo, Bravo salió al paso de las excusas que Maldonado ha puesto en anteriores ocasiones para no llevar a cabo la liquidación de la empresa Recursos Turísticos de Mijas. Según el actual presidente de la mercantil, las cuentas están embargadas, lo que imposibilita eternamente, según el susodicho, poder pagar los gastos de la liquidación de la sociedad.

 

“Que hayan embargado ahora una cuenta por el incumplimiento de los planes de pago que sí se cumplían cuando gobernaba el PP no es una tragedia. Tanto Acosol como Hacienda y la Seguridad Social están abiertos a negociar un segundo plan de pagos, si el equipo de gobierno actual hace un esfuerzo por cumplirlo, aclarando sobre todo los pagos que la empresa que ahora organiza el concurso de saltos debería estar haciendo y que parece que no hace. No puede ser que ese sea el único motivo por el que aún no se ha liquidado la empresa. El Ayuntamiento tiene dinero para hacerlo y para llegar a un acuerdo con Hacienda, que es quien embargó las cuentas. Si el Ayuntamiento ha pagado directamente un informe de un catedrático de Sevilla sobre el error cometido por el PSOE a la hora de inscribir el hipódromo en el Registro de la Propiedad, no comprendemos por qué no hay dinero para inscribir a los liquidadores en el Registro y puedan empezar a hacer su trabajo”, dijo.

 

Finalmente, Bravo recordó que la liquidación de la sociedad es un paso imprescindible para poder pagar a los acreedores con parte del activo, y que el retraso en esta liquidación está perjudicando no sólo a esos acreedores, sino al propio Ayuntamiento, que incumple el periodo medio de pago por este motivo. Asimismo, añadió que “desgraciadamente, los 32 millones de euros que quedaron en caja en nuestra salida en abril de 2016 no pueden utilizarse para pagar estas deudas hasta que no se produzca la liquidación y el traspaso de activos y pasivos”.