PSOE-Ciudadanos deja morir al Hipódromo

Posted on 14 Octubre, 2016 Under Noticias

Tras año y medio del actual mandato, no se ha inscrito el nombramiento de los liquidadores ni del propio Maldonado (C’s) como presidente de la sociedad en el Registro Mercantil

El equipo de gobierno sólo pretende presentar ante la opinión pública otro falso escándalo con el que culpar al PP y disimular su incompetencia como gestores públicos


Mijas, 11 de octubre de 2016.
El Partido Popular ha denunciado hoy la situación de total abandono en que el equipo de gobierno de Mijas, ahora formado por PSOE Ciudadanos con el sostén del voto número trece del único concejal de CSSPTT, tiene al hipódromo Costa del Sol, gestionado por la sociedad Recursos Turísticos de Mijas (RTM), participada mayoritariamente por el Ayuntamiento de Mijas (más del 90%), que cuenta con casi ocho millones de capital social y cuyas instalaciones pueden valer actualmente el triple.

 

Y es que, desde que Juan Carlos Maldonado (C’s) detenta la Alcaldía del municipio, hace ya un año y medio, y en consecuencia, lógica la presidencia del consejo de dicha empresa no se han producido avances en la liquidación de la mercantil, tal y como se acordó a finales del último mandato. Es más, se han sucedido los cortes de suministro de agua y electricidad, que han puesto en peligro la vida del cerca de un centenar de equinos que habitualmente se encuentran estabulados en sus cuadras.

 

En opinión de los populares, tanto C’s como PSOE pretenden alargar este proceso a fin de presentar ante la opinión pública otro falso escándalo con el que culpar al PP de la inoperancia e incompetencia del actual ejecutivo mijeño. La solución, según los populares en sencilla: concluir de una vez el proceso de liquidación de la sociedad y asumir la propiedad del recinto para decidir su futuro.

 

 

Antecedentes

El hipódromo Costa del Sol de Mijas fue una apuesta turístico-deportiva del Ayuntamiento, entonces gobernado por el PSOE. Una inversión millonaria que fue inaugurada en el año 1999 por el entonces alcalde socialista Agustín Moreno y el delegado del Gobierno de Andalucía en Málaga, Luciano Alonso (también del PSOE), quien se atrevió entonces a vaticinar que el recinto estaba destinado a ser el “Ascot” del sur de Europa.

 

Cuando el PP asume el gobierno municipal, en el año 2011, asume una situación financiera compleja debido, sobre todo, a la falta de viabilidad del recinto. No obstante, el ejecutivo dirigido por Ángel Nozal decide intentarlo y buscar la manera de hacerlo rentable de la forma en que había sido concebido. Algo que, lamentablemente no ocurrió.

 

Así pues, ante la imposibilidad de aportar capital municipal para financiar los gastos de funcionamiento del hipódromo, el Ayuntamiento –aún gobernado por el PP- decide entonces liquidar la sociedad e integrar el hipódromo dentro de la estructura administrativa del Consistorio. De esta manera, se pretendía favorecer un mayor control y un ahorro en la gestión.

 

Además, para mantener la viabilidad del recinto, el ente local ofertó, con la máxima publicidad posible, la explotación de la parte dedicada a la hípica, que finalmente ganó una empresa organizadora de eventos de salto hípico.

 

Asimismo, los populares hicieron mejoras en la actividad de Equinoterapia con una pista cubierta, y se mantuvo el contrato con el Club Hípico que viene prestando sus servicios desde hace años en el recinto, algunos de cuyos alumnos se han convertido en jinetes olímpicos.

 

 

El bloqueo

Sin embargo, desde junio de 2015 y ya con Maldonado en el sillón de la Alcaldía mijeña, y por lógica aunque no de hecho, presidente del Consejo de Administración de RTM, todo está bloqueado.

 

Una prueba de la extrema dejadez que denuncian los populares es que ni siquiera han inscrito el nombramiento de los liquidadores en el Registro Mercantil, un hecho que se aprobó ya con Maldonado como máximo responsable municipal. Se trata de un trámite imprescindible para que puedan operar y solucionar este asunto.

 

El colmo de la apatía del actual ejecutivo PSOE-C’s es, como se puede comprobar haciendo una consulta en el Registro Mercantil, que todavía aparecen los cargos de los concejales del PP como miembros del consejo de administración y no Juan Carlos Maldonado. Es decir, que éste no se ha preocupado en inscribir el nuevo organigrama directivo, si bien desde el 18 de junio de 2016, todos los cargos del PP han vencido (duran un máximo de 5 años), y sólo siguen vigente el del presidente del consejo de administración, que es el alcalde por ley, y el del secretario, un abogado funcionario del Ayuntamiento.

 

Por otra parte, cabe destacar las diferentes maneras con las que Maldonado ha abordado dos problemas similares: el Hipódromo y el CIOMijas, ambos en situación de liquidación. Mientras que en el segundo de ellos el Ayuntamiento sólo tiene un 20% y ya ha pagado los gastos de liquidación hasta diciembre de 2016, en el Hipódromo ni siquiera se ha inscrito el nombramiento de los liquidadores.

 

Por tanto, parece obvio que el equipo de gobierno PSOE-Ciudadanos pretende proteger a la Junta de Andalucía en el caso del CIO, mientras que en el hipódromo se propician cortes de suministro con la única intención de tener algo con lo que culpar al anterior equipo de gobierno de forma torticera y falsa.

 

Por consiguiente, el PP de Mijas exige al actual equipo de gobierno que no prolongue más esta penosa situación, que liquide cuanto antes la sociedad RTM, afronte todos los compromisos que esta ya tenía y los que se han ido acumulando hasta ahora fruto de esta situación de bloqueo propiciada por Maldonado y su equipo y ofrezca a estas instalaciones un futuro mejor.