Los 42.000 euros del portavoz de CSSPTT decidirán la suerte del presupuesto de 2017

Posted on 23 Diciembre, 2016 Under Noticias

El sueldazo que PSOE y C,s le regalaron a Martínez por no hacer nada empieza a surtir efecto, ya que ha votado a favor de las cuentas en la Comisión Informativa sin cuestionarlas siquiera

Se confirma así la integración encubierta en el equipo de gobierno municipal del edil pseudopodemita, que sin embargo, hace unos días, dejó entrever que podría no apoyar los presupuestos


Mijas, 23 de diciembre de 2016.
Postureo de primer nivel. Es a lo que ya nos tiene acostumbrados el portavoz de Costa del Sol Sí Se Puede Tic Tac en el Ayuntamiento de Mijas, Francisco Martínez. La última representación teatral que en la que ha actuado, compartiendo escena con los concejales de PSOE y Ciudadanos, ha sucedido esta semana. El pasado miércoles emitió un comunicado en el que dejaba entrever que fuese a dar su apoyo al presupuesto 2017, que es vital para que salga adelante habida cuenta de que doce votos (los de PSOE y C,s) pueden no ser suficientes. No obstante, dos días después, ha votado a favor de las cuentas en la Comisión Informativa previa al Pleno Extraordinario donde se someterá a votación definitiva. Nunca 42.000 euros fueron tan determinantes para el futuro de Mijas.

 

Poco ha parecido influirle la nula transparencia y participación con la que el equipo de gobierno ha premiado a la oposición en el proceso de elaboración de las cuentas, ni que se hayan incluido sus propias propuestas para destinar a diversos asuntos el sobrante de la partida de sueldos de los cargos de confianza del PP despedidos en abril de este mismo año. Martínez sólo parece haberse preocupado de que los 42.000 euros anuales que ingresa en su cuenta corriente estén en su correspondiente partida presupuestaria.

 

Sólo de esa forma se explica que alguien que dice ser de izquierdas, que asegura ser representante de Podemos y que tiene en su mano –puesto que su voto es decisivo- el rumbo de muchas partidas presupuestarias haya decidido levantar el brazo hoy para dar su apoyo a unas cuentas que no cambian nada, que no trasforman la realidad de nuestro municipio y que dejan de lado a los vecinos más desfavorecidos.

 

Muy al contrario. Da por bueno que todo siga igual. Que, pese a que tenemos un Ayuntamiento rico, se cobre el mismo nivel de impuestos y se mantenga la misma presión fiscal para todos, tanto para los que pueden hacerlo holgadamente, como para los que supone un esfuerzo encomiable. También que se cobre lo mismo por todos los servicios públicos y que no se haga nada por cuidar el medio ambiente en nuestro municipio.

 

Las cuentas no recogen ni una sola de las propuestas sociales planteadas por el PP y que, a buen seguro, tendrían cabida en el ideario podemita, como son: bajar el IBI, anular las tasas de agua a todos aquellos pensionistas y familias en situación de exclusión social cuyos ingresos estén por debajo del IPREM, la continuación del Plan de Rehabilitación de Viviendas de personas con movilidad reducida y en situación económica complicada, entre otras. Tampoco abundan partidas e inversiones para cuidar nuestro maltrecho ecosistema.

 

En definitiva, unas cuentas que ninguna persona que se considere de izquierdas apoyaría. El problema es que da la sensación de que, quien dice serlo, parece luchar más por sí mismo que por aquellos a los que dice representar.

 

Lamentablemente, el próximo jueves 29 de diciembre asistiremos, en vez de a un Pleno, a una nueva representación teatral de un absurdo muy previsible cuyo coste para los mijeños será muy concreto: 42.000 euros, los que decidirán el futuro de nuestro municipio durante los próximos doce meses.