El PP presenta una PNL para que la Junta construya un colegio en La Cala y un instituto en Las Lagunas

Posted on 1 diciembre, 2017 Under Noticias

El colegio Jardín Botánico lleva diez años con aulas prefabricadas y, por primera vez este curso, se han instalado cuatro caracolas en el instituto Sierra de Mijas

El Grupo Municipal Popular presentó, el pasado mes de septiembre, una moción instando al gobierno andaluz que acepte alguno de los terrenos disponibles para tal efecto

Mijas, 1 de diciembre de 2017. La concejala del Grupo Municipal Popular, Carmen Márquez, y la diputada autonómica, Esperanza Oña, se han reunido hoy con un grupo de padres de alumnos de los colegios de La Cala y de Las Lagunas para informarles del trabajo parlamentario que tanto a nivel regional como municipal está llevando a cabo el Partido Popular para trasladar las amplias y justas demandas de la comunidad educativa mijeña en materia de infraestructuras educativas.

Con este fin, la parlamentaria andaluza informó a los presentes de que, el pasado mes de octubre, registró una Proposición No de Ley (PNL) para que el gobierno regional inicie los trámites para iniciar las obras de un nuevo colegio en La Cala y un instituto en Las Lagunas antes de que finalice el año 2018.

“La situación de masificación en educación primaria en La Cala así como en educación secundaria en Las Lagunas es más que evidente. La población en Mijas ha crecido muchísimo en la última década, por lo que los recursos educativos que hace una década podían resultar adecuados, ahora, son insuficientes porque no se han incrementado. Tanto en La Cala, como en Las Lagunas, hay caracolas y centros que están perdiendo espacios comunes para albergar aulas que acojan el incremento de alumnos que registramos cada curso. No se puede permitir esta situación de provisionalidad y precariedad eterna. Es urgente hacer un colegio en La Cala y un instituto en Las Lagunas”, señaló la también vicepresidenta primera de la Cámara andaluza, Esperanza Oña.

De hecho, los alumnos del colegio Jardín Botánico de La Cala llevan diez años padeciendo la precariedad de las aulas prefabricadas. En la actualidad, el colegio Jardín Botánico tiene ocho aulas prefabricadas, dos más que el curso pasado. Menos tiempo llevan sufriéndolo los pupilos del instituto Sierra de Mijas, en Las Lagunas, concretamente lo que llevamos de curso académico, con cuatro caracolas instaladas el pasado verano en el patio del centro.

Por esta razón, y dado que los datos de la Comisión de Escolarización municipal hablan de una tendencia creciente, Oña considera prioritario que la Junta actúe y, aunque con el consabido retraso, construya ambos equipamientos escolares. Esto es, justamente, lo que solicitan con la PNL registrada el pasado 17 de octubre y que se debatirá en la Comisión de Educación del Parlamento andaluz toda vez se reanude la actividad parlamentaria el año que viene.

En este sentido, la edil Carmen Márquez recordó que la formación que representa elevó una moción al Pleno, el pasado mes de septiembre, para instar al equipo de gobierno a que ceda, a la mayor brevedad posible, alguna de las parcelas de equipamiento municipales que posee para que el ente autonómico pueda construir sendas infraestructuras educativas que darían respuesta a la notable demanda existente tanto en La Cala como en Las Lagunas.

“Tenemos dos posibilidades en La Cala: una parcela enorme que hay en la zona de Cortijo Colorado, donde el equipo de gobierno quiere hacer una ciudad del motor, y otra en el entorno del campo de fútbol Paquirri o de Los Olivos. Y, en el caso del instituto para Las Lagunas, hay tres posibilidades, aunque siempre se ha hablado de la existente junto al colegio Indira Gandhi. Pero, a día de hoy, no nos consta que ni que el equipo de gobierno municipal haya cedido los terrenos ni que la Junta haya aceptado formalmente ninguna de ellas. Luego, ya vamos mal y tarde. La Junta tiene que pronunciarse ya si no queremos tener más caracolas en nuestros centros”, manifestó.

Según los datos que maneja el Ayuntamiento, en el último año se concedieron en torno a 4.000 licencias de obra nueva en La Cala, por lo que, en palabras de Márquez, “todo buen gestor debe prever que muchas de esas personas que van a residir en esas nuevas casas vendrán con niños que necesiten un colegio donde estudiar”.