Padres del colegio Las Cañadas y el PP llevan al Ayuntamiento y a la Junta un centenar de firmas para pedir el desboblamiento del BUS escolar

Posted on 23 Junio, 2016 Under Noticias

La Junta le ha dado a elegir a los padres entre el servicio de autobús o el de comedor, lo que en opinión de los populares es una estrategia burda para rebajar la lista de espera del comedor

El colegio Las Cañadas es el centro mijeño con más escolares en sus aulas, más de 1.000, y algunos de ellos provienen de familias en riesgo de exclusión social o problemas de conciliación laboral

Mijas, 23 de junio de 2016. La concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Mijas, Carmen Márquez, ha estado hoy con un grupo de padres de alumnos del colegio Las Cañadas para dar cuenta de la situación a la que la Junta de Andalucía pretende abocar a centenares de familias de este centro. Como han denunciado, el ente autonómico ha dado a elegir a los padres de Las Cañadas que utilizan el servicio de transporte y el de comedor escolar entre uno u otro para el curso que viene. Los padres han recogido más de un centenar de familias afectadas, que el PP va a trasladar al Ayuntamiento y a la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en Málaga.

“Creemos que se esta maniobra burda tiene como objetivo rebajar la abultada lista de espera que había esta curso en el comedor escolar. Es increíble que den a elegir entre dos derechos adquiridos por los padres. Se deben poner los medios para que los niños de este centro tengan autobuses para desplazarse hasta el colegio y, a la vez, procurar que no haya listas de espera en el servicio de comedor. Dar a elegir entre una cosa y otra es inconcebible”, dijo.

 

Actualmente, hay unos 150 niños en lista de espera para el servicio de comedor y unos 200 que utilizan alguno de los siete autobuses del servicio de transporte escolar. Lo que proponen los padres, y a la sazón el PP, es que “se desdoblen esos siete autobuses en cinco para las 14:30 horas, y otros dos para las 16:30 horas, es decir, para los niños que van al comedor”.

 

Además, se da la circunstancia de que algunas familias cuyos niños estudian en este centro se encuentran en situación de exclusión social o con pocos recursos y viven en un punto del municipio algo más alejado del centro. Lo mismo ocurre con aquellas familias cuyos padres trabajan y tienen problemas para conciliar la vida laboral con la familiar.

 

“Por tanto, resulta muy poco sensible que la Junta les dé a elegir entre que sus hijos puedan comer con garantías cinco veces a la semana o que se puedan ahorrarse los gastos de transporte al hacer uso de los autocares escolares. Sabemos que con que sólo se reserven dos autobuses para los niños del comedor, hay más que suficiente y eso es lo que pedimos”, manifestó Márquez.

 

Asimismo, la edil popular aseguró que trasladará esta cuestión al próximo Pleno ordinario, porque “aunque el Ayuntamiento no tenga competencias en estos servicios, es bueno que todos los grupos políticos vayamos de la mano en una cuestión tan sensible como ésta”.