El PP denuncia la falta de transparencia y el ocultismo del tripartito socialista en lo relativo al vertedero de Entrerríos

Posted on 11 Octubre, 2016 Under Noticias

La concejal popular Carmen Márquez ha pedido visualizar el expediente de liquidación de ya dos veces al edil de Contratación de C’s y éste le responde que sólo tiene 30 minutos para ello

El PP cree que este afán por limitar la información por parte de PSOE, C’s y CSSPTT tiene por objetivo ocultar las posibles irregularidades cometidas por los anteriores gobiernos socialistas


Mijas, 11 de octubre de 2016.
Desde que el PSOE ha vuelto al gobierno del Ayuntamiento de Mijas la opacidad y el silencio se han adueñado de la administración nuevamente. Y es que la concejal del Grupo Municipal Popular, Carmen Márquez, ha denunciado hoy la falta de transparencia y el ocultismo que está practicando el ejecutivo tripartido socialista (PSOE, C’s y CSSPTT) en lo relativo a la liquidación del contrato del vertedero de Entrerríos, ya que después de dos escritos dirigidos al concejal de Contratación, José Carlos Martín (C’s), solicitando la visualización del expediente de liquidación del contrato de explotación de la citada instalación éste le ha respondido que sólo tiene media hora para ello.

 

“Este es el mismo tipo de respuesta que nos daban los anteriores gobiernos socialistas de Mijas (hasta 2011), cuando los concejales de la oposición insistíamos en pedir información y visualizar expedientes que les incomodaban. Parece que éste es el caso. Por cómo responden al primer y al segundo escrito puede parecer que quieren ocultar algo o proteger a quienes fueron los responsables políticos de llevar la basura hasta esta falsa planta de tratamiento de residuos”, dijo Márquez.

 

Así, el pasado 22 de septiembre la edil popular dirigió un escrito a Martín preguntando si el departamento que dirige había iniciado ya el expediente de liquidación del contrato de explotación de la planta para que, en caso de ser afirmativo, poder verlo. La nota fue respondida el pasado 3 de octubre por el propio responsable de Contratación. En ella, José Carlos Martín aseguró que “la citada liquidación se encuentra actualmente en tramitación, no existiendo todavía resolución al respecto”. Es decir, había expediente, si bien no indicaba en el escrito cuándo podía visualizarlo.

 

Por ello, dado el interés que este asunto suscita al PP y al resto de la opinión pública, Márquez remitió un nuevo escrito al edil de Ciudadanos para pedirle nuevamente la visualización del referido expediente “en tramitación”, según el propio Martín.

 

La respuesta del tripartito socialista se produjo ayer: “se encuentra en el Servicio de Contratación a su disposición, pudiendo acudir de 8 a 8:30 horas”. Esto es, media hora para ver todos los informes, pliegos y demás documentos complejos que lo conforman.

 

“Nos da igual la hora, pero no entendemos por qué sólo tenemos media hora para hacer nuestra labor de oposición. Es imposible verlo todo en sólo media hora y ellos lo saben. Esto suena más a que parece que no quieren que sepamos algo o que no les interesa aclarar este asunto, de lo contrario, ¿qué problema hay en que pueda ver todos los documentos más de media hora?”, se preguntó Márquez.

 

Por tanto, los populares exigen al ejecutivo tripartito que gobierna Mijas que predique con el ejemplo y ejerza el compromiso de transparencia y buen gobierno que dicen llevar a cabo y que dejen atrás las viejas y opacas prácticas socialistas.

 

 

Antecedentes

A modo de recordatorio el vertedero de Entrerríos inició su actividad en 1999 –cuando gobernaba el PSOE- y finalizó en el año 2011, pocos meses después de que el PP asumiera el gobierno local. Antes, en el año 2010, la concejal popular Carmen Márquez denunció en la Fiscalía de Medio Ambiente las evidentes consecuencias nefastas para el entorno de la planta que estaba produciendo la gestión de estas instalaciones. Esta fue una de las principales razones por la que los populares decidieron echar el cierre de las instalaciones tiene que ver con el más que posible daño medio ambiental que estaba ocasionando la mala gestión de los residuos por parte de la concesionaria así como las sospechas del deficiente control de la misma que ejercían los responsables políticos socialistas de aquel entonces.

 

Tanto es así, que el entonces alcalde del municipio, el popular Ángel Nozal, encargó un proyecto de liquidación del contrato así como una serie de informes técnicos para corroborar las serias sospechas que entonces habían en cuanto al daño medioambiental que podía haber causado la actividad de la planta. De dichos estudios no sólo se confirmó el grave perjuicio causado al ecosistema de la zona, sino que, además, la concesionaria no cumplía con los porcentajes de reciclaje de residuos estipulados en el contrato de explotación con el visto bueno de los gobernantes de entonces.

 

Se da la circunstancia de que la última concejal socialista responsable de estas instalaciones y que firmaba las facturas de este servicio era Tamara Vera, que actualmente ocupa responsabilidades en el gobierno municipal mijeño.