Mijas advertirá a los colegios oficiales de aquellos profesionales que firmen presupuestos de obras ficticios

Posted on 3 enero, 2013 Under Noticias

El equipo de gobierno de Mijas ha anunciado este miércoles que advertirá por carta a los distintos colegios oficiales de profesiones vinculadas con la construcción cada vez que se reciba una solicitud de licencia de obra cuya valoración sea ficticia, es decir, inferior a la estipulada por el propio Ayuntamiento y que viene recogida en su página web. Se trata de una fórmula con la que la Concejalía de Urbanismo pretende poner coto “al afán existente de pagar menos por la licencia” cuando los técnicos municipales “aplican la valoración oficial”, según señaló el responsable de la política urbanística municipal, Manuel Navarro. Una circunstancia que, a su juicio, “retrasa la concesión de licencias, complica el trámite y no podemos así dar el servicio al ciudadano que queremos” porque “cuando entendemos que el presupuesto de una obra está por debajo de la valoración oficial, tenemos que pedir más documentación e, incluso, hacemos venir al Ayuntamiento al interesado”. En este sentido, Navarro explicó que “una obra cuya valoración se eleva a los 4.000 euros no puede presentarse con un presupuesto de 1.500”, porque “provoca disfunciones” en el trámite, circunstancia que “es aberrante cuando un presupuesto o un proyecto viene avalado por un profesional, bien sea arquitecto, aparejador o ingeniero”, porque “en muchos casos, engaña a su cliente para que pague menos por la licencia y luego aparezca el Ayuntamiento como el que quiere cobrar de más”, cuando “la licencia cuesta lo que dice la valoración oficial” Así, desde este miércoles el Área de Urbanismo advertirá de “la mala fe y la mala praxis” a los distintos colegios profesionales y, al mismo tiempo, “al profesional que haya efectuado la valoración”. Además, Manuel Navarro ha hecho un llamamiento a los ciudadanos que necesiten efectuar una obra que no se acoja a los preceptos de las licencias comunicadas que “se informen” antes de presentar el presupuesto, con el objetivo de agilizar su tramitación.