Maldonado echó al PP del gobierno el martes para ocultar el escandaloso renombramiento de su amigo Kiko como jefe de Policía

Posted on 28 abril, 2016 Under Noticias

De esta forma, se confirman los rumores que el PP de Mijas hizo público hace una semana, cuando exigió a Maldonado que nombrara un tribunal independiente del Ayuntamiento

Tan sólo cuatro días después de la referida nota de prensa del PP, Maldonado decretó el cese de los populares en bloque para propiciar una cortina de humo que ocultara su verdadera intención

Mijas, 28 de abril de 2016. Se veía venir. Los rumores de los que el PP se hizo eco el pasado viernes en referencia al cese del militante de Ciudadanos, Juan Manuel Rosas Torrecillas ‘Kiko’, como jefe de la Policía Local de Mijas se van confirmando. Y es que hoy se ha podido saber que el Tribunal del proceso de selección a intendente del cuerpo policial que debía repetir la prueba física tras haber sido declarada nula por un Juzgado, hace dos meses, ha decidido declararlo como apto sin que ni siquiera repitiera la prueba física.

 

Así consta en un escrito –de fecha de hoy mismo- al que ha tenido acceso el PP mijeño –y que se adjunta en el correo de envío- por el que el Tribunal considera otra vez como no apto al aspirante que denunció el proceso selectivo y decide “convalidar” la que en su momento (hace tres años) realizara el hasta hace una semana jefe policial local.

 

Este hecho llega una semana después de que Juan Carlos Maldonado, obligado por los juzgados y casi tres meses después de que se conociera públicamente el fallo de la autoridad judicial, lo cesara como máximo responsable del cuerpo de seguridad local y lo degradara a policía raso.

 

Un día después, el pasado viernes, el PP de Mijas solicitaba públicamente a Maldonado, y tras tener acceso a intensos y repetidos rumores desde dentro del propio Consistorio (en los que se indicaba el día y la forma de la resolución), que nombrara un tribunal independiente al Ayuntamiento de la localidad a fin de reforzar la transparencia del proceso y acallar dichos comentarios, dada el palpable grado de subordinación que existió entre Kiko y parte de los componentes del citado Tribunal de la selección durante los años en que ha sido jefe de la Policía Local.

 

Tan sólo cuatro días después –el martes-, y sin previo aviso ni comunicación verbal directa, Maldonado decidió retirar todas las delegaciones de gobierno a los concejales populares y cesar a sus ocho cargos de confianza.

 

Por lo tanto, el PP considera que está más que probado Maldonado consumó su traición máxima con su hasta entonces socio de cogobierno para ocultar este escándalo, que supondrá a la postre, tal y como se temen los populares mijeños, la vuelta a la Jefatura de Policía de su amigo personal tan sólo una semana después de haber sido cesado. Cabe destacar que en los mentideros políticos del municipio se considera a Kiko quien de verdad manda en Ciudadanos Mijas, por encima del propio Maldonado y de la coordinadora de la formación.

 

En este sentido, los populares aseguran que esta premisa es fácilmente demostrable, dados los acontecimientos que se han venido sucediendo desde que Maldonado firmó el pacto de cogobierno con el PP.

 

La primera vez que sucedió fue a finales del pasado mes de junio, cuando Maldonado nombró a Kiko jefe del cuerpo local, pese a que sobre él pesaba algún contencioso administrativo y su prueba de selección también estaba siendo investigada en los tribunales. En ese momento, y tras ser advertido por Ángel Nozal del incumplimiento del anexo 1 del pacto de cogobierno, el representante de la formación naranja respondió retirándole las competencias de gobierno a Nozal, alegando que el líder de los populares estaba siendo desleal.

 

Ya en enero de 2016, y tras conocerse públicamente la sentencia que anulaba la prueba física del proceso de selección a intendente, Maldonado vuelve a generar una nueva crisis de gobierno y amenaza con romper el pacto si Ángel Nozal y Lourdes Burgos no desaparecen de la vida pública, consiguiendo forzar la salida del primero del equipo de gobierno.

 

El último episodio de esta terrible crónica ocurrió en la mencionada última semana, cuando se produce el cese, el PP exige el nombramiento de un tribunal independiente para repetir las pruebas físicas, y, cuatro días después, Maldonado decide, a modo de cortina de humo, expulsar del gobierno municipal a todos los munícipes populares y a sus cargos eventuales.

 

El colmo del cinismo de Juan Carlos Maldonado se ha producido en el pleno municipal que se ha celebrado hoy mismo. A pregunta del PSOE, el representante de la formación naranja ha asegurado que desconocía en qué momento se encontraba el proceso de selección. Una afirmación muy dudosa para los populares, ya que el pasado viernes Maldonado fue visto comiendo en un conocido restaurante de La Cala con el concejal de Personal y el propio Kiko, que en ese momento tenía consideración de aspirante.