El PP pedirá al INSS que tenga en cuenta a las pacientes de linfedema para evaluar su incapacitación laboral

Posted on 8 mayo, 2017 Under Noticias

El Grupo Municipal Popular pedirá también que se modifiquen los requisitos de la Renta Básica para favorecer la contratación de pacientes de ésta y otras dolencias crónicas

El linfedema es un efecto secundario crónico y progresivo que puede afectar a las personas que han superado un cáncer de mama y que afecta a su capacidad física y motriz


Mijas, 8 de mayo de 2017.
La vicepresidenta primera del Parlamento de Andalucía, Esperanza Oña, y la concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Mijas, Carmen Márquez, han estado hoy en la sede de la Asociación Española Contra el Cáncer de Fuengirola-Mijas (AECC) junto con la vecina de Las Lagunas de Mijas, Rosario Cortés, que padece un linfedema como consecuencia del cáncer de mama, que sufrió y superó hace algo más de tres años, y que ha iniciado una justa y meritoria lucha por que el Instituto de la Seguridad Social otorgue la incapacidad laboral parcial o total –según el caso- a todas aquellas personas que sufren este efecto adverso, crónico y progresivo. En este sentido, ambas dirigentes políticas se han ofrecido a ayudarla a ella y a todas las personas que se encuentran en su situación a mediar con los responsables directos de esta institución estatal.

“Sufrí cáncer de mama y me quedó esta secuela. Trabajaba como cajera y tengo informes médicos que certifican que no puedo realizar movimientos repetitivos y de carga. No he podido volver a mi puesto de trabajo y lo he perdido. El INSS dice, pese a todo, que sí puedo trabajar. He denunciado, el juzgado lo desestimó, y ahora estoy a la espera de la resolución”, explicó la propia Cortés.

El linfedema puede ocasionar hinchazones y opresión en la mama operada, en la zona costal e incluso del brazo que produce dolor, limitando igualmente la capacidad de movimiento de gran parte del cuerpo de las personas que lo sufren. En este sentido, parece obvio que los que lo padecen no pueden realizar toda clase de trabajos, especialmente los que requieren de esfuerzo físico.

La lucha de esta madre de familia mijeña va más allá y está recogiendo firmas físicas y en una famosa plataforma digital para concienciar y recabar el mayor número de apoyos posible para solicitar al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que tenga en cuenta esta circunstancia a la que tienen que hacer frente miles de personas en nuestro país. A ésta se han unido la parlamentaria Oña y la concejal Márquez, que se han comprometido a trasladarla a sus responsables directos.

“Está claro que las secuelas que sufre Rosario son invalidantes, crónicas y progresivas. Al no tener una documentación oficial que se lo reconozca y que le permita encontrar un empleo que se adapte a su problema, estas pacientes se encuentran con un escollo que es que queremos ayudar a resolver. Hemos quedado, junto con los técnicos de la AECC, en recabar todos los datos sobre personas a las que puede afectar esta situación, para plantear una reunión con los responsables del INSS y se pueda reconocer como enfermedad incapacitante”, manifestó Oña.

Asimismo, la diputada autonómica aseguró que también trasladará esta circunstancia a la Junta de Andalucía a fin de desarrollar diferentes formas de contacto con estos pacientes, protocolos y demás medidas para conseguir una mejora de la calidad de vida de quienes padecen linfedema.

Por su parte, Carmen Márquez alabó la paciencia y lucha de Rosario Cortés y anunció que pedirá al Consejo de la empresa municipal Mijas Servicios Complementarios que modifique sus criterios de contratación de la Renta Básica para tener en cuenta a las personas que padecen linfedema u otras enfermedades crónicas limitantes.

“Creemos que no sólo hay que tener en cuenta el nivel socio-económico, sino que también hay que favorecer a aquellos que lo tienen más difícil actualmente para acceder a un trabajo en una empresa privada, como puede ser el caso de Rosario o las pacientes de linfedema, por ejemplo. Creo que todos estamos de acuerdo en que una empresa pública y de vocación social, como es Mijas Servicios Complementarios, ofrezca una serie de ventajas a estas personas porque, ya de por sí, su vida cotidiana es difícil”, afirmó.