La Junta vuelve a despreciar a Mijas y no incluye ningún proyecto nuevo en sus presupuestos

Posted on 9 enero, 2018 Under Noticias

No incluyen el hospital Mijas-Fuengirola, ni las urgencias de La Cala, ni la residencia de mayores de Las Lagunas, ni el colegio de La Cala ni la construcción del instituto de Las Lagunas

De nada sirve que el gobierno municipal esté conformado por Ciudadanos y PSOE, que son las formaciones que sostienen al actual ejecutivo andaluz

Mijas, 9 de enero de 2018. Lo de siempre: palabras, muchas palabras, pero pocos hechos. Ni el hospital, ni la residencia de mayores, ni un nuevo colegio de La Cala, ni ningún nuevo instituto en Las Lagunas, ninguna inversión para Mijas en 2018. Ninguna de estos importantes y necesarios proyectos para nuestro municipio, todos ellos competencia de la Junta de Andalucía gobernada por el PSOE con el apoyo de Ciudadanos, verán siquiera un ladrillo a lo largo de los próximos doce meses. Será un nuevo año -y ya se contarán por 36- de desprecio y burla a los mijeños por parte del PSOE que ahora sostiene la formación naranja, que está jugando el papel que antaño representó Izquierda Unida.

Así queda claro tras aprobarse definitivamente los presupuestos andaluces para el presente año, en los que no aparece expresamente referencia alguna a Mijas ni a ninguno de los grandes proyectos que necesita el municipio y que son competencia exclusiva de la Junta. Ni PSOE ni C’s actúan en Andalucía con rigor ni seriedad.

Un proyecto histórico y que este año va a acumular quince años de retraso es el hospital Mijas-Fuengirola. En el año 2003, el entonces presidente socialista, Manuel Chaves, prometió en la campaña de las municipales de 2003 un hospital para atender a las dos poblaciones. Tras años de las habituales astracanadas socialistas y convenios que luego resultaron ser papel mojado entre el gobierno municipal socialista de Agustín Moreno y la propia administración autonómica, este equipamiento quedó en el más absoluto de los olvidos por parte de la Junta hasta el pasado 2016, en que el entonces consejero de Salud, Aquilino Alonso, se mostró dispuesto a retomarlo.

Sin embargo, y pese a que Mijas cuenta los terrenos para poder llevarlos a cabo en la avenida de Andalucía -en noviembre se aprobó una moción del PP instando a la Junta a que los acepte-, el ente andaluz parece haberse desdicho y no incluye en los presupuestos ni un euro para esta infraestructura. Tampoco contempla dotar al centro socio sanitario de personal y medios para implementar un servicio de urgencias 24 horas en dichas instalaciones.

Lo mismo ocurre con la residencia de mayores de Las Lagunas, cuyos terrenos se cedieron a la administración autonómica en 2013 y, ya entonces, se negaron a dedicar dinero de la Junta a tan reclamado equipamiento en nuestro municipio. De hecho, la solución por la que parece estar optando el Consistorio a este respecto es la de sacar a concurso la concesión de la parcela, la construcción así como la gestión de dicha residencia; es decir, privatizarla para ocultar la apatía e ineficacia de la Junta de Andalucía.

La sordera e indolencia del ejecutivo que dirige Susana Díaz, gracias a Ciudadanos, no se limitan a los dos mencionados proyectos DE ámbito sanitario. También se extiende al ámbito educativo. Y es que. tras casi una década de clamor vecinal y la presión del gobierno municipal del PP (2011-2015), la Junta inició los trámites para proyectar y construir el colegio Indira Gandhi entre 2014 y 2015. De forma que, en 2016, comenzaron las obras y los alumnos que antes estudiaban en caracolas pudieron ir a un centro educativo en condiciones, a partir de este curso escolar.

Sin embargo, mientras se atendía esta justa y reclamada actuación, la Junta se ha olvidado de otra zona del municipio, La Cala. Allí, y más concretamente en el colegio Jardín Botánico, los niños llevan diez años estudiando en aulas prefabircadas, mientras que en el colegio García del Olmo ven como año a año se van restando zonas comunes para poder atender el incremento de alumnos que reciben. De nuevo, una moción del PP puso a disposición de la Junta dos parcelas para que pudiera construirlo. Pero, a tenor de los presupuestos autonómicos de 2018, Díaz y su ejecutivo, con la aprobación de Ciudadanos, los ha despreciado.

En camino, aunque lento y con el acostumbrado retraso, parece estar ya el instituto de Las Lagunas, que tras reiteradas reclamaciones y escritos, desde hace años, por parte del PP y los padres de los alumnos, ha visto recientemente como, al fin, el ente andaluz sacó a concurso la redacción del proyecto. Conociendo los plazos administrativos legales así como la calma con la que la Junta tramita todos sus procedimientos, será difícil que se liciten las obras a lo largo de este año y altamente improbable que las éstas comiencen en 2018. Todo parece calculado, curiosamente, para que éstas pudieran empezar en la campaña electoral regional y local de 2019.

En resumen, los mijeños no veremos en 2018 que la Junta empiece las obras del hospital; tampoco veremos cómo implantan un servicio de urgencias 24 horas en el centro socio sanitario de La Cala; tampoco veremos que la Junta ponga un ladrillo en los terrenos que el PP le cedió para hacer la ansiada residencia de mayores de Las Lagunas; tampoco será el año en que se eliminen para siempre las aulas prefabricadas ni en el instituto Sierra de Mijas ni en el colegio Jardín Botánico. Volverá a ser un año más de olvido, desprecio y burla a todos los mijeños por parte del gobierno socialista de la Junta y sus socios de Ciudadanos, que, casualmente, también gobiernan el Ayuntamiento de Mijas.