El PP ya trabaja con Costas y sus diputados nacionales para hacer posible la construcción de los espigones pese al tripartito

Posted on 3 mayo, 2017 Under Noticias

La concejal Carmen Márquez ya ha hablado con el director provincial de la Demarcación de Costas para reactivar el proyecto que inició el gobierno municipal de Ángel Nozal

Al mismo tiempo, a la vista de que PSOE y C’s no quieren que un plan de estabilización, se está trabajando con los parlamentarios nacionales del PP para que el Gobierno lo haga


Mijas, 3 de mayo de 2017.
A los problemas, soluciones. Y al bloqueo del tripartito al proyecto del plan de estabilización de playas que inició el gobierno municipal de Ángel Nozal, alternativas y más trabajo. Con esa premisa, la concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Mijas, Carmen Márquez, ha anunciado que ya ha iniciado conversaciones con el responsable de la Demarcación de Costas en nuestra provincia para retomar el proyecto de plan de estabilización de playas iniciado por el anterior equipo de gobierno municipal.

“Si el tripartito se empeña en continuar con el bloqueo, lo impulsaremos nosotros desde la oposición. Por eso, me puse en contacto con la Dirección General y me han dicho que le van a dar máxima prioridad a este proyecto. Y ahí estaremos los concejales del PP, siguiendo este asunto con mucha atención y hablando con nuestros compañeros en el Congreso y el Senado para que no se pierda más tiempo en algo que es imprescindible para nuestras playas, los muchos puestos de trabajo que generan los hoteles, chiringuitos, hamaqueros y demás instalaciones costeras, y, por supuesto, para que sigan viniendo muchos turistas”, dijo Márquez.

En el año 2015, el entonces alcalde Ángel Nozal encargó un estudio-diagnóstico técnico para buscar soluciones al acusado desgaste de los arenales de nuestro litoral, especialmente, por los virulentos temporales que se registran en nuestro término municipal durante el año. Dicho documento propuso como soluciones más urgentes la construcción de un dique semisumergido de 150 metros de largo en la zona de la Butiplaya así como de varios espigones cangrejo en Calahonda, si bien éstos estaban condicionados a futuros estudios de viabilidad medioambiental, debido al alto valor ecológico de sus praderas de posidonia marina.

En el presupuesto del año 2016, cuando el PP aún tenía alguna influencia en el gobierno municipal por el fallido y mal llamado pacto de cogobierno, se consignaron 80.000 euros para proseguir con este plan con la redacción del proyecto. Sin embargo, una vez que Ciudadanos echó del gobierno municipal a los ediles populares, decidió no ejecutar dicha partida y no hacer dicho proyecto.

“En hasta dos ocasiones hemos elevado mociones para retomar esta hoja de ruta, pero las dos veces, la última en el pasado Pleno de abril, PSOE y Ciudadanos votaron en contra. No quieren soluciones para frenar el desgaste de nuestras playas. Nosotros, como los empresarios de playas y vecinos de zonas como la Butiplaya o Alhamar, sí queremos. Por eso, vamos a seguir trabajando para que más pronto que tarde haya espigones, pese al tripartito”, manifestó Carmen Márquez.