El equipo de Gobierno denuncia que la ampliación del colegio Jardín Botánico, está “estancada a causa de la mala gestión urbanística y educativa del PSOE de Mijas”

Posted on 4 junio, 2014 Under Noticias

La concejala de Educación en el Ayuntamiento de Mijas, Lourdes Burgos, y el concejal de Urbanismo en la institución, Manuel Navarro, han denunciado hoy una nueva “herencia envenenada” de los anteriores equipos de Gobierno municipales del PSOE en lo que a materia educativa y urbanística se refiere. Concretamente, los responsables municipales han puesto de manifiesto la imposibilidad del actual ejecutivo de poner a disposición de la Junta de Andalucía los terrenos necesarios para llevar a cabo la ampliación del colegio Jardín Botánico de La Cala, que actualmente está asentado, en buena parte, en varias parcelas de titularidad privada con calificación de vivienda unifamiliar aislada. “Es una situación absolutamente esperpéntica. En el año 2006 se abrió este centro, pese a que el equipo de Gobierno del PSOE no se había hecho con la titularidad de los terrenos ni los había calificado en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como equipamiento educativo. Por si fuera poco, la Junta construyó un centro que se ha quedado pequeño en menos de diez años de vida, ya que, actualmente, hay cuatro aulas prefabricadas para atender su falta de previsión”, explicó la edil de Educación mijeña. Por eso, la intención del ejecutivo que dirige Ángel Nozal es poner a disposición del ente autonómico los terrenos colindantes al centro para que pueda ejecutar “la necesaria” ampliación de sus infraestructuras. Sin embargo, como prosiguió, “nos encontramos con que las dos empresas propietarias de los suelos estaban inmersas en un juicio para aclarar los límites” de cada una de ellas. Una circunstancia que impide a los actuales dirigentes municipales tramitar la titularidad de las parcelas y darles otras de similares características a sus propietarios, en primer lugar, y ejecutar la modificación del PGOU, en segundo término. “La empresa ya pidió, en el año 2005 que se hiciera la permuta. Pero el equipo de Gobierno del PSOE no hizo caso. Si este litigio no acaba pronto, no se va a poder formalizar y vamos a tener que pagar mucho dinero por haber ocupado unos suelos que no eran nuestros. Haremos lo posible por legalizar esta situación de caos, desorganización e incumplimientos”, dijo. Por su parte, Manuel Navarro insistió en que “esta nueva herencia nefasta del PSOE nos va a costar mucho dinero a todos los mijeños” y, además, “va a provocar más problemas, ya que el cambio de calificación conlleva una depreciación del suelo, que no está permitida para los ayuntamientos”. En este sentido, el titular municipal de Urbanismo lamentó que la comunidad educativa del colegio Jardín Botánico “tenga que aguantar esta situación en detrimento de la calidad de la enseñanza y de vida”. Y es que, en opinión del responsable mijeño, los niños que acuden a las aulas prefabricadas “sufren discriminación, ya que no van con la misma alegría al colegio que sus compañeros que sí reciben clases en un aula de toda la vida”.