El consistorio elimina más de seiscientas vallas publicitarias ilegales como fórmula para mejorar “la estética paisajística”

Posted on 16 mayo, 2013 Under Noticias

d03bbf006e845a67abd3645cd8abd717_LEl equipo de gobierno del Ayuntamiento de Mijas ha retirado más de seiscientas vallas publicitarias ilegales desde que asumió el mandato municipal, por lo que el concejal de Urbanismo y Estética, Manuel Navarro,  proclamó ayer que “este es un municipio libre de vallas ilegales”.El plan de eliminación de estas infraestructuras publicitarias, promesa electoral del alcalde Ángel Nozal, se fundamenta en la necesidad de mejorar la imagen estética del municipio, ya que, según Navarro “estas vallas distorsionan más que informan”.En la actualidad tan sólo faltan por retirar “una veintena de vallas” publicitarias, que están pendientes a que la autoridad judicial se pronuncie y permita a los operarios municipales su desmontaje, por lo que el concejal de Urbanismo y Estética aseguró que “estamos muy satisfechos” ya que la eliminación de las vallas ha sido “una actuación complicada y difícil” como consecuencia “de tantos años de dejadez, de permisividad dudosa y de la auténtica ruina que nos dejó el anterior gobierno municipal”.Los soportes ilegales – fueron instalados sin los oportunos permisos municipales – se situaban tanto en solares privados como en “zonas verdes” incluso de titularidad pública. De hecho, ayer por la mañana se desmontaron 14 vallas y un monoposte en una zona verde de carácter público – pero aún no registrada por el Ayuntamiento – en Jarales de Alhamar.“Era un reducto” de elementos publicitarios cuyos propietarios “han retirado cinco minutos antes” de que el equipo de gobierno “dictara una orden de ejecución” tras haber obtenido el permiso judicial al efecto.

En este sentido, Manuel Navarro explicó que “si hubiésemos emitido la orden de ejecución, habríamos gastado unos diez mil euros en el desmontaje y después iniciar los trámites para cobrar a las empresa propietaria de las vallas”.

La veintena de vallas por desmontar que aún quedan se localizan “en las inmediaciones de la autopista y en parcelas ubicadas en suelo no urbanizable, cuyos  propietarios se resisten a quitarlas”, dijo el concejal de Urbanismo. “Es un proceso complicado y ahora estamos esperando la orden judicial para su definitiva retirada”.

El plan de eliminación de estos soportes publicitarios irregulares estuvo acompañada de la aprobación de una ordenanza municipal que regula “de forma sensata donde se pueden instalar vallas” sin que éstas “tapen el paisaje tan precioso de Mijas”. Ordenanza municipal que a juicio del responsable del Urbanismo y la Estética del municipio “es coherente con la imagen turística  que todos queremos”.