El PP exige al tripartito socialista que informe cada semana del trabajo que realizan sus ocho cargos de confianza

Posted on 9 Enero, 2017 Under Noticias

Los populares no tienen nada claro el trabajo que realizan los actuales asesores de Alcaldía y por eso proponen que hagan como hizo el PP: publicar en Mijas Semanal lo que hacían cada semana

Esta propuesta puede ser extensiva al propio Maldonado, sus concejales así como al edil de Podemos, que cobra 42.000 euros al año y no tiene ninguna delegación ni función de gobierno

 

 

Mijas, 9 de enero de 2017. El equipo de gobierno tripartito socialista del Ayuntamiento de Mijas (PSOE, C,s y el apoyo encubierto del concejal de Podemos) tiene cada mes más cargos de confianza –ya van por ocho- y nadie sabe muy bien a qué se dedican. Por eso, la concejal del Grupo Municipal Popular, Lourdes Burgos, ha exigido hoy a Juan Carlos Maldonado (antes PSOE, ahora que informe semanalmente en los medios de comunicación municipales de las funciones y el trabajo que realizan todas las semanas sus ocho asesores, tal y como hacía el PP.

 

“Cuando estábamos en el gobierno, se publicaba en el periódico municipal una página en la que se informaba semanalmente de lo que hacían nuestros cargos de confianza. De forma muy resumida, explicaban cuáles eran las principales gestiones que habían hecho para el municipio. Hoy tenemos un gobierno tripartito que presume de ser transparente y nos acusaba de tener muchos cargos de confianza. Sin embargo, ya van por ocho cargos de confianza, y encima, nadie sabe qué hacen. En transparencia deben aprender del PP y creemos que todos los que pagamos sus sueldos tenemos derecho a saber qué están haciendo por nuestro municipio”, manifestó la edil.

 

Actualmente, Maldonado y su equipo cuentan ocho asesores municipales a razón de 50.000 euros anuales cada uno de ellos, “es decir, que los mijeños estamos pagando, ahora, 400.000 euros al año en asesores que no sabemos muy bien qué hacen”, como matizó Burgos.

 

En este sentido, los populares tienen serias dudas del rendimiento y funciones de la mayoría de ellos. El caso más llamativo es el de la cuñada del número dos de Ciudadanos y actual concejal de Urbanismo, Andrés Ruiz (primero PP, luego PSOE y finalmente C,s). Ésta fue contratada por Maldonado cuando C,s gobernaba en solitario y, según dijeron entonces, asumió tareas relativas a Formación para el Empleo y Educación, ésta última delegación, por aquel entonces, era responsabilidad de su cuñado. Con la entrada del PSOE en el gobierno municipal, ambas carteras pasaron a manos de los socialistas, y la familiar de Ruiz pasó, al parecer, a trabajar en el Área de Servicios Sociales.

 

En este caso, llama la atención que ésta haya ido a parar a uno de los departamentos municipales con más trabajadores (unos 40) tras Policía Local, Servicios Operativos y Bomberos, “por lo que no se entiende muy bien qué puede hacer allí cuando se trata de un departamento bastante bien estructurado y dotado de personal”, añadió la concejal popular.

 

El último que fue contratado por Maldonado fue Nicolás Cruz, exconcejal del PSOE en el pasado mandado municipal y que se hartó de criticar la contratación de cargos de confianza por parte del equipo de gobierno que dirigía entonces Ángel Nozal. No se sabe si Cruz, que creía excesivo el sueldo que los cargos de confianza del PP percibían, hace casi dos años, será el último asesor municipal que el tripartito contrate.

 

“En los programas electorales del PSOE, C,s y Podemos prometían que no iban a contratar cargos de confianza, y ya van por ocho. De hecho, en el programa marco de las elecciones municipales de 2015 de C,s a nivel nacional abogan por la ‘desaparición de la figura de los asesores externos como personal de confianza si existe personal funcionario especializado capacitado para realizar dichas funciones’. En resumen, ya no sólo son poco transparentes, sino que, encima, mienten descaradamente”, afirmó Lourdes Burgos.

 

Por último, los populares creen que esta medida pudiera ser extensible a Maldonado y al resto de ediles del gobierno municipal. También debería ser adoptada por el concejal de Podemos, Francisco Martínez, quien percibe un sueldo anual de 42.000 euros -8.000 euros menos que un cargo de confianza- sin que sea responsable de ninguna delegación de gobierno. Únicamente es, además de portavoz de su grupo político, presidente de una comisión de investigación inactiva y en la que, por consiguiente, no se está investigando nada.

 

“Cuando Ángel Nozal era el alcalde había un programa todos los viernes en la televisión municipal en el que daba cuenta de las gestiones que hacía el equipo de gobierno. Y en el periódico también se daba cuenta del mismo. Ahora sólo hay silencio, seguramente, porque no podrían llenar un programa de un cuarto de hora con lo que hacen por nuestro municipio. Qué menos que todos los concejales que tienen responsabilidad de gobierno y el que cobra por no hacer nada, al menos aparentemente, justifiquen el sueldo que les pagamos todos los meses”, manifestó.